Para mí una tabla tiene que estar llena de sabor y color. No deben quedar espacios vacíos, para dar una gran impresión. Tiene que ser una tabla completa, ya que más que un aperitivo, es una comida en sí.

Acá van los pasos para armarla:

  • Se puede hacer en una tabla de madera, plato de cerámica o alguna bandeja bonita que tengan.

 

  • Poner lo que vaya en potes o pocillos primero, distribuyendo en distintas partes de la tabla. Idealmente hacer dips o salsas de distintos colores. En este caso, tenemos un hummus de zanahoria, salsa de cilantro, aceitunas y quesillo con ají verde.

 

  • Agregar verduras, las que le darán frescura a la tabla. En esta tabla, puse palitos de zanahoria, apio y tomatitos cherry.

  • Incorporar 2 a 3 quesos distintos tanto en sabor como textura. En la tabla puse mozzarella, queso ahumado y camembert con pimienta. Si les gusta pueden agregar algún chutney a algún queso cremoso y que sea algo más fuerte.

  • Poner algo de charcutería que les guste, como en este caso jamón serrano.

 

 

  • Agregar frutas de la estación, ya que no sólo dan color y variedad a la tabla, sino que también es muy rico para acompañar quesos.

  • Poner panes, tostadas y/o galletas en distintos lugares de la tabla. En general, yo los pongo en los borde. En esta tabla puse pan y chips de tortillas. Pueden servir más tostadas o panes, al lado de la tabla.

 

  • Por último, rellenar los espacios que queden con frutos secos. Acá pueden usar los que les gusten, mezclados o en forma separada distribuida por la tabla.

Algunas ideas extra de recetas para incluir en la tabla son:

¡Que disfruten su tabla de picoteo!

 

Por: Claudia Varleta

En instagram: @clauvarleta

Deja un comentario