El sabor y aroma dulce y delicado de la vainilla, la han convertido en una de las especias más populares, especialmente para preparaciones dulces. La vaina de vainilla se usa mucho en repostería, especialmente en el delicioso helado de vainilla o pannacotta, donde se pueden ver las semillas en la preparación final ¿Pero cómo logramos sacarle las semillas a la vaina?

Con un cuchillo pequeño y filudo, partir a lo largo en 2 la vaina de vainilla y luego abrirla en el corte. Sostener en un extremo la vaina y luego con la parte de atrás del cuchillo raspar de un extremo a otro, sacando todas las semillas de la vaina.

Si quieres conocer más acerca de la vaina de vainilla, ve el producto acá.

 

Por: Claudia Varleta

En instagram: @clauvarleta

Deja un comentario