La cocina es un espacio muy importante de nuestra casa. Cada día pasamos mucho tiempo en ella y debe ser lo más práctica y funcional posible. De nada sirve que se vea bonita si no cumple con esto.

Lo ideal es que la cocina se pueda adaptar a nosotros, a nuestras rutinas y forma de vida, pero eso solo pasa si tienes la suerte de hacerla desde cero. Lo que ocurre con más frecuencia es que nosotros tenemos que adaptarnos a la configuración, diseño, muebles, espacios y arquitectura que ya vienen determinados. Por suerte, ¡con creatividad se puede!

Generalmente cuando nos cambiamos de casa y llegamos a nuestra nueva cocina, las cosas “caen” en cualquier lugar, quizás algunas llegan a quedar en buenos lugares, pero por lo general no es así. Éste es el primer gran error. Lo principal y más importante a la hora de organizar y ordenar nuestra cocina es hacerlo con sentido lógico. Suena evidente, pero no es lo que sucede siempre. En esta entrada, dejaremos de lado el orden y organización del refrigerador y la despensa, ya que para esos espacios se debe crear un sistema propio (para aprender a organizar tu despensa puedes verlo aquí y para aprender a organizar tu refrigerador, puedes verlo aquí).

El objetivo de organizar la cocina es crear un flujo orgánico y un sistema coherente que nos permita realizar todas las tareas y acciones que se llevan a cabo en una cocina, generando el menor movimiento posible para lograrlas. Para esto, es necesario guardar los objetos cerca del lugar donde serán usados y adquirir rutinas que nos permitirán un día a día más fácil y placentero. Ahora con el concepto general claro, ¡manos a la obra con la cocina! Siempre ten en cuenta que para hacer orden, hay que hacer mucho desorden.

IDEAS PARA ORGANIZAR LA COCINA

 

PASO 1: SACAR TODO

Lo primero es sacar todo. Absolutamente todo. Al mismo tiempo que vas sacando aprovecha de ir agrupando por categorías (iguales con iguales). Por ejemplo, las tazas todas juntas, las fuentes todas juntas, etc. Cuando ya tengas todo fuera de los muebles, haz una limpieza profunda de cada rincón.

PASO 2: DESCARTE

Ahora enfócate en hacer un buen descarte. Un descarte minucioso pasando por cada objeto. Observa bien todas las cosas juntas, y te darás cuenta fácilmente de cuáles elementos tienes mucho, de cuáles tienes muy poco y lo que está repetido o incompleto. Selecciona lo que SÍ se va a quedar, y solo quédate con lo que usas, te gusta y te sirve, basándote principalmente en el tamaño de tu cocina y disponibilidad de guardado. Si tienes poco espacio debes ser muy selectivo. ¡Lo demás se va! Sepáralo para donación, regalo, venta (si así lo deseas) y basura (si esta roto y no sirve).

Lo ideal es tener todo lo relacionado con la cocina dentro de ésta, y cada categoría junta en su totalidad, pero si eres amante de los juegos de loza, vasos, copas, manteles, cubiertos, etc. y dispones de poco espacio, te aconsejo dividir todo en dos grupos: de uso diario y de uso mas esporádico, y este último guardarlo en un sector de almacenaje secundario que puede ser algún mueble, closet, bodega o cualquier espacio que puedas crear con ingenio y que te ayudará a hacer crecer el espacio de guardado fuera de tu cocina.

PASO 3: ORDENAR

Una vez que está listo el descarte y definida la cantidad de cosas de cada categoría, es el  momento de determinar qué área de guardado le asignarás a cada una. Lo principal aquí es que todo vaya cerca de donde va a ser utilizado, o lo más posible. Además, es importante que todo quede visible y esté accesible. Al igual que en el resto de la casa, lo que no se ve, no se usa y qué mejor que usar todo lo que tenemos y disfrutarlo. Ahora sólo falta ordenar. Pon todo en su lugar, siguiendo los criterios a continuación. Van con fotos de ejemplo, para que se inspiren.

  • Lo que más se usa diariamente debe estar a mano y de fácil acceso.

 

  • Vasos, copas, platos, tazas, fuentes y vajilla en general debe ir en los estantes, ya sea abajo o arriba. Ten mucho cuidado en distribuir bien el peso si son tramos/repisas muy largas.

 

  • Si en un mueble te sobra mucho espacio por arriba puedes poner otra repisa o accesorios que simulen esto. Existen tramos portátiles o canastos colgantes que se enganchan de una repisa y caen formando otro espacio de guardado (ver fotos de ejemplos abajo).

 

Organizador de vasos

 

Organizador de vajillas

 

  • Los accesorios más chicos y todo tipo de cubiertos debe ir en los cajones en contenedores que los separen por tipo/categoría.

 

Organizador de cubiertos

 

  • Hay cajones mas profundos que son especiales para ollas y sartenes. Existen antideslizantes para cajones que hacen que las cosas no bailen dentro.

 

Organizador de ollas

 

  • Agrupa todos los electrodomésticos en un mismo espacio/mueble. Los de poco uso, guárdalos en los estantes más altos para que no estorben. No los guardes en cajas.

 

  • Cosas de muy poco uso o cosas “temáticas” (ej: loza de navidad) pueden ir en cajas etiquetadas en una bodega u otro lugar de guardado para liberar espacio. Si te sobra espacio dentro de la cocina, puedes tenerlas en ella en las zonas de más difícil acceso.

 

  • No pongas sobre una torre de platos, platos de otra categoría, ya que te dificultará mucho el día a día. Apílalos en grupos de igual tipo/tamaño.

 

  • Despeja los mesones lo más posible. Todo lo que esté encima se ensuciará mucho más. Usa este espacio sólo si es necesario. Recuerda que los mesones son una zona de trabajo.

 

  • La toalla nova puede ir debajo de un mueble colgante o en la muralla, no siempre en el mesón.

 

  • Si eres fan del café y/o té, puedes armar una zona con todo lo necesario para esto y ahorrarás mucho tiempo.

 

 

  • Ten cerca de donde se cocina una zona con los aliños y todo lo necesario para realizar las preparaciones más comunes de tu casa. Ten en cuenta que las hierbas y especias no deben quedar expuestas a la luz solar ni al calor de la encimera u horno. Puedes ver consejos de almacenaje de hierbas y especias en este link.

 

 

organizador de especias

 

  • Una buena opción para las tazas si no dispones de mucho espacio, es colgarlas dentro del mueble con ganchos tipo cáncamos.

 

 

  • Genera un lugar de guardado para los tuppers y sus tapas. Usa un cajón o una repisa para esto, guardando todas las tapas juntas en un contenedor y los tuppers agrupados por tamaño. Puedes usar separadores de cajones para agrupar las tapas y mantenerlas paradas. Nunca guardes los tuppers tapados, porque generan mal olor.

 

organizadores de cocina

muebles organizadores

 

  • Las tablas para picar siempre deben ir juntas y cerca del mesón de trabajo. Pueden ir dentro del mueble en un contenedor tipo bandejero para ponerlas de pie, o bien usarlas de decoración (ponerlas sobre el mesón apoyadas contra la muralla o dentro de una caja) y aprovechar así de descongestionar los muebles.

 

 

  • Los paños de cocina pueden ir en cajones o en repisas dentro de un contenedor. Siempre mantenlos bien doblados en vertical para verlos todos y así sea fácil sacar de uno. No es necesario tener muchos. Ten sólo los que necesitas y que te permitan no quedarte sin, mientras los vas lavando.

 

 

  • Las botellas de agua para deporte, mamaderas, botellas para niños, etc, se pueden organizar dentro de contenedores o usando separadores de cajones para mantenerlos de pie y contenidos.

 

 

  • Los productos de limpieza siempre van debajo del lavaplatos y en contenedores idealmente.

 

 

  • Si tienes la posibilidad de hacer cambios y dispones de presupuesto, intenta siempre invertir en elementos iguales (misma materialidad, diseño, etc). Es increíble como esto ayuda inmediatamente al orden visual.

 

Hay muchos productos que te ayudarán a ganar espacio en la cocina y a mantener el orden. Puedes usar alzadores, tramos portátiles que se adaptan al mueble, separadores de cajones, divisores de cubiertos, contenedores, etc. También puedes aprovechar el espacio vertical, las paredes de la cocina o el interior de tus muebles son una muy buena opción y los accesorios para esto abundan en el mercado: percheros, ganchos autoadhesivos, barras de colgado, barras imantadas para los cuchillos, etc.

 

PASO 4: ETIQUETAR

Por último, te recomiendo etiquetar. Si bien no es 100% necesario, ayuda bastante a que la organización se mantenga en el tiempo y a que el resto de los miembros de tu casa entiendan el orden que le diste a tu cocina.

 

Ahora que ya tienes tu cocina organizada, preocúpate que cada vez que uses algo, vuelvas a dejarlo en su lugar. Si hiciste un buen trabajo en los primeros pasos, ¡será muy fácil hacerlo! Si te esta costando trabajo, replantéate la posición y cámbiala.

“EL SECRETO DEL ORDEN ES ENCONTRAR ESTRATEGIAS SENCILLAS, SISTEMAS Y HERRAMIENTAS QUE TE FUNCIONEN Y LUEGO UTILIZARLAS CON REGULARIDAD”

 

Por: María José Villanueva, Organizadora de Espacios.

En instagram: @home.planner

Créditos fotos: Pinterest y M. José Villanueva

32 Comentarios
Cecilia

Geniales ideas las pondré en práctica: Gracias

Patricia

Gracias estamos renovando la cocina y hay varios tips que me servirán.

Ely

Me gustaron mucho las recomendaciones,pondré algunas en práctica

Karina

Muy buenas las ideas estoy remodelando toda mi cocina y estoy fascinada con esto

Ely

Hermoso,se ve todo organizado

Lissette

Excelentes tips, gracias.

Jose

Gracias muy. Bueno

Carmen Merino O.

Excelente buscaré las separadoras de bandajes muy prácticos. Carmen

angelica

ideas maravillosas

Guisel Soto Veloso

Hola,dónde encuentro todos los accesorios (separadores) Gracias

Maite

Excelente post! Me encantó! Ahora manos a la obra!

Angelica

Muchas gracias, excelentes tips!

Angelica

Muchas gracias, estoy remodelando mi cocina, pondré en práctica algunas recomendaciones, porque tengo taaaaanta cosa, que creo algún día me perderé yo! 😂

Veronika Ornowski

Gracias muy bueno, me encantó

Kari

Muchas gracias, todos los datos super útiles!!!

Jocelyn

Excelentes ideas queda todo bien organizado, pero donde encuentro organizadores de ese tipo.

Deja un comentario