Las hierbas y especias nos permiten darle sabor, color y aroma a las comidas. También nos ayudan a innovar en nuestras preparaciones y comer de forma más saludable. Al ser productos naturales, es muy importante saber cómo conservarlas y cómo mantener su frescura por más tiempo. Si no cuidas tus hierbas y especias como debes, se desvanecen en aroma, color y sabor y ya no tienen el efecto por el cuál tanto nos gustan.

Es muy común ver cocinas con su especiero al lado de la encimera o al lado de una ventana. Si bien, las hierbas y especias se pueden ver lindas en esos lugares y darle color a la cocina, lamentablemente no son los lugares adecuados para tenerlas. El lugar correcto para guardarlas es lejos del calor, humedad y luz solar. Un lugar ideal es en la despensa o en un mueble cerrado dentro de la cocina.

También es muy común ver bolsitas abiertas con hierbas o especias en las despensas. Esto tampoco es recomendable, ya que no sólo ensucian la despensa, si no que se contaminan y mezclan los olores, especialmente cuando hay condimentos fuertes mal cerrados, como el curry. La mejor manera de mantener tus hierbas y especias es dentro de frascos bien cerrados. Si no se cuenta con ellos, entonces lo ideal es mantenerlas dentro de las bolsas en las vienen tus condimentos Gourmet y no en cualquier bolsa, ya que la bolsa Gourmet tiene barreras especiales para proteger el contenido del calor, luz y olores externos. Hay que cuidar que la bolsa quede muy bien sellada luego de cada uso y cuando se pueda, elegir aquellas que vienen con cierre zipper incorporado.

Ahora que ya sabes dónde y cómo se deben almacenar las hierbas y especias, lee a continuación nuestros consejos para mantener por más tiempo la frescura de ellas y cómo saber si aún las debes usar:

  • Revisa el color de tus especias. Comprueba que todavía estén intensos. Si el color se ha desvanecido, probablemente también haya disminuido su sabor.

 

  • Frota o muele la especia o hierba en tu mano. Si su aroma es débil, entonces es hora de reemplazarlas.

 

  • Evita verter las hierbas y especias directamente desde su frasco o bolsa a una olla o sartén caliente, ya que les entra calor y humedad y esto acelera la pérdida de sabor. En vez, mide las hierbas y especias en una taza o cuchara, y después agrégalas a la preparación caliente.

 

  • Asegúrate de usar una cuchara completamente seca cuando la introduzcas al recipiente de la hierba o especia.

 

¡Esperamos que con estos consejos, puedas mantener la frescura de tus hierbas y especias por mucho más tiempo!

Por: Equipo Gourmet

Deja un comentario