¿Qué cocino esta semana? ¿Qué tengo que comprar? ¿Cuánto tengo que comprar? ¿Qué cosas tengo y cuáles no tengo? ¿Compré de sobra? ¿Qué se me olvidó comprar? ¡Uff! Un gran tema con el que tenemos que lidiar constantemente y que puede simplificarse para que no sea un dolor de cabeza.

Para tener éxito y poder organizar tu menú, poder ahorrar y hacer una lista de compras que, además de eficiente, sea fácil de hacer, necesitas primero tener organizada tu despensa y tu refrigerador. ¿Por qué? Porque necesitamos ver e forma rápida y fácil lo qué tenemos en nuestras casas. En esta entrada puede leer el paso a paso para lograr la organización en la despensa, y ese mismo método puedes aplicarlo en el refrigerador.

Los 2 errores más comunes a la hora de organizar nuestro menú semanal son:

  1. Que se piensa primero en qué platos preparar, sin tener claro lo que ya tenemos.
  2. Comprar sin saber qué vamos a preparar.

Esto hace que se forme un circulo vicioso, ya que compramos cosas que ya teníamos, compramos de sobra, llenamos nuestra despensa y refrigerador, lo que ya teníamos termina en la basura por no usarlo a tiempo y luego seguimos comprando. ¡No usamos lo que tenemos! Entonces, el 1er paso para planificar tu menú es tener una despensa y refrigerador organizados. Mira con qué verduras y frutas cuentas, cuáles se están por echar a perder, qué alimentos tienes disponibles, etc. Mira tu despensa, refrigerador y congelador. Sólo después de tener todo esto claro, ¡estás listo para partir!

Ahora toma lápiz y papel y arma tu menú. Piensa en qué quieres comer y en qué come tu familia, pero básalo principalmente en lo que ya tengas. Al tenerlo escrito se puede visualizar la semana completa (o más tiempo), y así es mucho mas fácil lograr un menú equilibrado para una óptima alimentación. Para escribirlo, puedes apoyarte con aplicaciones, papelería que viene ya diseñada para esto, una pizarra, puedes buscar una plantilla en Pinterest (¡hay muchas!) o simplemente usar un cuaderno. Tener una libreta para anotar tus menús semanalmente es una muy buena idea, ya que te ayudará a revisar e inspirarte en las semanas anteriores cuando no estés muy creativo. Lo ideal es escribir el menú diario separando por cada comida, para así organizarte mejor.

Una vez listo el menú, pasamos a la lista de compras. Mirando por día cada preparación (desayuno, almuerzo, té, comida, snacks, varios) vas escribiendo qué ingredientes o cosas te faltan. Ya tendrás claro con cuales sí cuentas, porque fue lo primero que hiciste.

¡Sin una lista no compres! La lista hará que no se te olvide nada, a la vez te ayudará a no comprar cosas que no vas a ocupar en los próximos días y a no caer en compras innecesarias por impulso. Si quieres una lista aún más organizada, agrupa los alimentos y  productos por categorías: frutas, verduras, lácteos, aseo, etc. y así cuando vayas al supermercado o incluso si compras por internet, será mucho más fácil.

Ten a mano siempre un papel o una pizarra para ir anotando lo que se te va acabando o está por acabar y necesitas reponer. Es preferible ir comprando a medida que lo vamos necesitando, pero es bueno también tener de algunas cosas básicas, un poco más como reserva. Un punto importante a tener en consideración es la CANTIDAD. Hay que saber e ir aprendiendo cuánto es lo que necesitamos y usamos realmente, para así comprar la cantidad justa, ya sea para el mes o la semana.

Parece obvio, pero a la hora de hacer tu lista de compras, debes considerar las circunstancias. No es lo mismo ir al supermercado caminando o ir en auto, hacer la compra para el mes o para la semana, comprar en una época normal del año o comprar en vacaciones o alguna fecha importante. Cada situación será distinta y necesitarás una lista pensada específicamente para cada una de ellas.

Preocúpate de siempre ver la fecha de vencimiento de lo que compres, también revisa que los productos que tengan tapa estén bien cerrados para evitar posibles derrames, verifica que los empaques no estén abiertos y no vayas con hambre al supermercado, ya que te tentarás y compraras de más. Igual ¡siempre hay un pequeño espacio para salirnos de la lista y regalonearnos con algo rico!

 

Por: María José Villanueva, Organizadora de Espacios

En Instagram: @home.planner

Deja un comentario